Tatuados


Los valores de la acción social que vivimos en nuestras obras han llegado hasta los jóvenes del movimiento “consolación para el mundo (com)”, que han participado en el Festival vocacional Samuel 2015.
Fuimos invitadas dos Hijas de la Caridad de la Obra social de Castellón y de Valencia, para acercarles la realidad de las personas sin hogar y dar testimonio de nuestra vocación. Bajo el lema del festival “tatuados”, los jóvenes, con la ayuda de un
mimo y de testimonios audiovisuales de personas que se encuentran en esta situación, mostraron su sensibilidad y se preguntaron cómo responder. Sobre todo pudieron descubrir cómo las personas que están viviendo una situación de sin hogar tienen también, como ellos, sus nombres tatuados en las manos de Dios.
Juntos llegamos a la conclusión de que basta con sencillos gestos que reconozcan su dignidad para hacer posible que los valores que nos humanizan y trascienden sean una realidad en el encuentro con las personas en situación de exclusión.
Finalizamos el taller con uno de estos gestos: acudir a la “tienda del encuentro”para que la fuerza de nuestra oración se convierta en alas que permitan levantar el vuelo a las personas que viven encadenadas a las aceras.

Mimo “Personas sin hogar”

Mimo “Personas sin hogar”

Jóvenes participantes en el Festival