Encuentros


          Esta es la invitación que estamos llamados a hacer a los voluntarios y jóvenes que se acercan a nuestras obras sociales. Tres hermanas de diferentes proyectos de Zaragoza, Valencia y Castellón han participado en el encuentro de pastoral juvenil vocacional organizado por CONFER (Conferencia Española de Religiosos) celebrado en Madrid del 13 al 15 de noviembre.
Ir a la otra orilla supone una forma de mirar, acercarse, experimentar el mundo. La única manera de hacer este viaje es descubriendo en el otro la presencia de Dios que nos hace hermanos. Así lo transmitió Sebastián Mora, secretario general de Cáritas española. Señaló la urgencia de rescatar la.sabiduría del estar, que supone compartir vida con los más excluidos y dejarse afectar por el sufrimiento del otro; la artesanía del hacer y preguntarnos continuamente:
¿estamos dónde nadie quiere estar, con quién nadie quiere estar y cómo nadie quiere estar?

         La brújula segura para ir a la otra orilla son los “pobres” porque sus heridas, dolor, nos hablan de cambiar el mundo. Para hacer esta travesía contamos, en nuestras obras, con voluntarios que están llamados a sentirse portadores de nuevas posibilidades, de cosas pequeñas con las que, como dice Galeano: “probamos que la realidad es transformable”. Los profesionales tenemos la tarea de acompañarles y orientarles más en su ser voluntario que en su hacer para que se arriesguen a ir a la otra orilla y deseen quedarse.