Proyecto Concéntricos


El proyecto concéntricos, diseñado en febrero de 2011, es un modelo de gestión propio de la acción social de las Hijas de la Caridad de la provincia de Pamplona que pretende preservar el Carisma y que éste impregne todo lo que somos y hacemos, y transitar a un modelo de vertebración de sede y provincia.
Este proyecto se sostiene en dos metáforas:
1. La rueda formada por círculos concéntricos:
rueda
La realidad diversa de la Provincia la visualizamos como una rueda formada por  varios círculos concéntricos, que van desde la Provincia hasta la Persona.
Esta realidad de la rueda formada por círculos concéntricos nos sitúa en la realidad de que todo cuanto hacemos tiene como eje a la persona, y que en nuestra consideración, el eje final es el mismo Dios que habita cada ser humano. Una rueda formada pues de varias realidades concéntricas, que se integran en una rueda global, que es la provincia, y que intenta moverse de manera armónica teniendo como eje a la Persona y al mismo Dios que la habita. Es esta imagen la que nos sirve para explicar varias cosas:
1. Que como en toda rueda para que se mueva es necesario que todos los círculos se muevan en la misma dirección.
2. Que de no hacerlo sin duda pueden ocurrir tres cosas:
a. Que el movimiento deseado sea más lento, o incluso que cuando las fuerzas de los círculos sean opuestas y de la misma intensidad nos puede llevar al inmovilismo.
b. Que como en toda rueda, el eje se sitúa en el centro de la misma (la Persona) y que en el caso de que no haya un movimiento acompasado de todos los círculos que forman la rueda, quien más se resiente es el eje, quien en un determinado momento puede incluso llegar a romperse a consecuencia de la presión ejercida por las diferentes fuerzas.
c. Que si el espacio por el que atraviesa el eje es la Persona misma, y consideramos que es el mismo Dios quien habita a todo ser humano, la corresponsabilidad en el movimiento armónico es una responsabilidad que afecta la propia habitabilidad de Dios en medio de nosotros.
2. La otra imagen es la que hace referencia a la transferibilidad de esta experiencia como círculos concéntricos en un estanque.
gota de agua
Se trata de un proyecto, que en clave concéntrica pretende vertebrar la Obra Social de la Provincia, pero al mismo tiempo se tiene el sueño de que esa vertebración pueda en su día servir al resto de provincias de la Compañía para emular  ese proceso de vertebración.
Se trata por lo tanto, desde la generosidad, de articular un movimiento en la provincia de Pamplona que pueda tener su eco o repercusión en el resto de provincias. Es como una gota de agua que cae en un estanque y que provoca movimientos concéntricos, llegando su influencia a toda el agua en calma. Como la gota que cae en el estanque el movimiento es tenue, pero produce sus ondas expansivas, afectando a quienes como ella, que también son agua, se reconocen ahora en movimiento, casi sin saberlo. Se trata además de que esa gota de agua tenga su movimiento continuo, que sea fuente que fluye y mana, suavemente, pero de manera continua. Es un movimiento por lo tanto calmo, respetuoso, que se sabe hecho de la misma agua a la que afecta, que no es extraño por lo tanto, que se reconoce como parte de su propia realidad, que es concéntrico, que acepta que debe ser flexible y más suave conforme se aleja porque el círculo cada vez es mayor y eso supone diversidad y por lo tanto atención a la complejidad que esa diversidad representa…Y se sabe agua, agua fresca, que apacigua sed, de necesidades muy tangibles, pero también sed de esa que necesita el alma, que al final es lo que nos mueve en el día a día…y fresca porque quiere traer nuevas formas, inspiradas como dice uno de los valores de la Compañía en la creatividad, en el no temer a inventar y a generar formas propias…